El futuro del retail

El pasado viernes Foxize School publicó un documento colaborativo sobre el futuro del retail para el que me pidieron una colaboración. Este es el artículo que les remití y que reproduzco aquí en su versión completa:

El futuro del retail

Pero…   ¿Tiene algún futuro?

Y si lo tiene, ¿cómo será su porvenir? Realidades como el comercio electrónico que opera con ventajas competitivas claras por su dimensión global o el más reciente showrooming hacen que nos tengamos que plantear, ¿de qué van a vivir las tiendas y todo el personal que hoy en día contratan?

El futuro del retail

La verdad es que el futuro no es muy halagüeño. Una buena parte de esos comercios tendrán que cerrar sus puertas y gran parte de sus plantillas engrosarán las listas del paro y deberán buscar otro trabajo. Así de duro, así de crudo. Esto, en todo caso, no debería ser un drama para el que no quiera. Sólo habrá que salir del espacio de confort actual para explorar nuevas fórmulas, nuevos modelos de negocio, nuevas profesiones, nuevas tareas profesionales…  Nos guste o no, el mundo ha cambiado y, si lo miramos desde la perspectiva del consumidor, lo ha hecho para bien. Al final, todos somos consumidores, ¿no? Tenemos acceso a más productos, más baratos y con mejor servicio.

No queda otra que reinventarse. ¿Cómo puede competir un pequeño comercio local con gigantes como Amazon? Estos compran a nivel global, con un volumen descomunal, en los países que mejores condiciones les ofrecen y declaran sus ingresos en donde mejor trato fiscal tienen… Habrá que pensar cómo.

Personalmente soy optimista. Creo en el servicio que ofrece el comercio de proximidad. Aporta valor a marcas y consumidores y, por tanto, creo que seguirá existiendo, aunque posiblemente con otro modelo de negocio. Quizás en el futuro las tiendas dejarán de ingresar por las ventas a los consumidores y generarán la mayoría o todos los ingresos de las marcas que les pagarán el servicio de proximidad en exposición y prescripción de sus productos. Tiendas que ya no estarán concebidas para despachar productos sino para vivir experiencias y enganchar clientes para terceros. Yo, francamente, no tengo ni idea de por dónde va ir el retail, pero cada vez tengo menos dudas de que se aproximan cambios profundos. Cambios que dejarán dolor y cicatrices en muchos y grandes alegrías y riquezas en otros. Cada uno deberá elegir su camino y hacerse dueño de su destino. Uno se puede lamentar y lamer las heridas, pero también se puede reaccionar. Explorar, probar, aprender, cambiar, asumir riesgos y, quizás, acertar y reencontrar el camino…

La mejor forma de predecir el destino es inventarlo” Alan Key

¡Suerte a todos en esta travesía del desierto!

Nacho Somalo
Emprendedor. Veterano del ecommerce en España. Digital Advisor para empresas y profesor de escuelas de negocio en ratos libres
Nacho Somalo
Nacho Somalo
Nacho Somalo

Latest posts by Nacho Somalo (see all)

8 Comentarios

  1. Hola Nacho, creo que esta vez no estoy de acuerdo con la visión que ofreces en el artículo (por lo menos en la primera parte); aunque es cierto que los cambios de tendencia se llevan por delante muchas pequeñas empresas y negocios ( y a sus empleados, por tanto), también es cierto que el cambio no me parece que vaya a ser tan pronunciado.
    Creo más en una multicanalidad generalizada que en la desaparición del pequeño comercio.
    Nada, sólo quería compartir mi opinión, sea como sea, ¡que sea positivo!

    • Mil gracias Josep! Agradezco mucho todos los comentarios pero especialmente los discrepantes. Son más enriquecedores. Espero que no desaparezca el comercio, ni siquiera el pequeño pero mucho temo que el cambio será profundamente traumático para mucha gente. Muchos perderan su empleo y sus negocios. Otros ganarán con el cambio sin duda. En todo caso, está presente la necesidad de transformarse.

  2. Muy buena reflexión Nacho, aunque creo que aún estamos algo lejos en nuestro país, coincido contigo en la necesaria reinvención del pequeño retail.

    Adaptarse, o dejarse devorar por gigantes como Amazon. Desde luego resulta mucho más fácil decirlo que ponerlo en práctica. Estamos lejos de tener la preparación y conocimientos necesarios para este cambio, pero el pequeño comercio continúa teniendo ciertas ventajas sobre los ON puros (confianza, cercanía, inmediatez,…). Hemos de ser conscientes para poder reaccionar rápido.

    Un saludo

  3. Siempre tenemos tendencia a creer que las innovaciones tecnologicas, en este caso, el Comercio Electrónico, son suficientemente influyentes como para provocar cambios radicales por si mismos en la sociedad, pero la historia nos dice lo contrario.
    La transformación del comercio minorista se deberá no tan sólo al desarrollo de internet, a su ilimitada oferta de productos o a la movilidad digital, sino a los efectos del enfriamiento económico y a la presión social contra el capitalismo feroz (el rescate bancario ha indignado a todos) que cambiaran el hábito de consumo de muchos. El comercio de proximidad, de acceso instantaneo a las manufacturas o servicios nunca dejará de existir por la existencia del comercio a distancia. De la misma forma que el video no finiquitó el cine, ni el ferrocarril ha desaparecido por el avance de las compañias de aviación, el comercio electrónico se integrará en la vida del comerciante, porque todas las innovaciones benefician a todos aunque a simple vista no lo parezca.
    Hasta hace poco, se creia que el teléfono fijo iba a desparecer con la explosión de smartphone, pero curiosamente, las compañias de telecomunicaciones estan ofreciendo paquetes que incluyen todo tipo de servicios: Telefonia fija, mobil, internet y hasta televisión…quién lo hubiera dicho! De la misma forma, en mi opinión, cualquier emprendedor comerciante del futuro no entenderá su negocio sin pensar en todos los canales de distribución, incluyendo el comercio electrónico.
    Puede que sea cierto que un meteorito cayó en la Tierra hace millones de años y cambió el mundo en pocos dias, pero si que es cierto que muchas especies sobrevivieron, de las cuales algunas no evolucionaron mucho, como fueron los cocodrilos, y otras especies tardaron milenios en existir y hoy son mucho mas atractivas que los reptiles. La evolución de Internet junto al Comercio será, en mi opinión, integradora y convergente.

    • Gracias Xavier por el comentario. Estoy de acuerdo en líneas generales con tu reflexión si bien discrepo en un punto importante. No creo que TODOS se vayan a ver beneficiados. A largo plazo la sociedad en su conjunto si lo hará y comparto contigo la visión del espacio lógico que ocupa el pequeño comercio de proximidad y conocimiento del cliente dentro de la cadena de valor. La intuición me dice que seguirá existiendo pero quizás lo haga con otro modelo de negocio y seguro que por el camino se quedarán muchos aunque seguro que aparecerán otros mejor adaptados.

    • Muy de acuerdo Xavier; esperemos por el bien de todos que tengamos razón…

  4. Estoy de acuerdo con Xavier, pero también contigo, Nacho. En mi humildísima opinión, la situación se plantea complicada para el pequeño comercio local porque, aunque convertir una amenaza en una oportunidad, es un hecho irrefutable en momentos de grandes cambios como éste, también es cierto que es factible sólo para unos pocos, no para la inmensa mayoría, siendo, esos pocos que logran reiventarse generando nuevos modelos de negocio o, sobrevivir adaptándose a los cambios provocados por éstos, los que tengan más medios, más preparación, más acceso a la información y más (aunque no siempre) recursos económicos. Pero también los que tengan más tiempo, porque mientras para muchos en situación de paro o desempleo, el tiempo libre se convierte en un aliado para emprender ideando nuevos modelos de negocio para salir de la crisis, los que están al frente de pequeños comercios, la mayoría de estos pequeños propietarios, están todo el día atendiendo sus negocios e intentando sobrevivir de 10 a 22h y cuando llegan a casa, no tienen tiempo ni de mirar el correo.

    Actualmente, estoy dando charlas formativas a la Asociación de comerciantes de un importante municipio coruñés y me sorprende comprobar que, la mayoría, no tienen ni tienda online, ni web corporativa, ni blog, ni saben lo que es. A duras penas, llevan a ratos una fanpage en Facebook, sin una estrategia detrás…. y ni han oído hablar del eCommerce ni del SEO ni de nada relacionado con el marketing en internet, así que, lamentablemente, a muchos de ellos les queda un futuro -cuando menos- incierto por delante, salvo que se imponga el modelo que sugiere Nacho… “los ingresos de las marcas que les pagarán el servicio de proximidad en exposición y prescripción de sus productos” o que se integren en algún marketplace o marca paraguas.

    Un saludo.

  5. Pingback: Radiografía del ecommerce en España | Nacho Somalo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>