Etsy: Artesanos 2.0

Inspirada en las ferias de artesanía pero trasladadas al mundo virtual, Etsy se ha convertido en uno de los mayores marketplaces especializado en productos hechos a mano y vintage.  Los más críticos dicen que se trata de una mezcla entre Amazon y Ebay, pero algo tendrá para haber logrado el gran éxito conseguido….

Tras solo dos meses y medio de preparación, en verano de 2005 vio la luz el germen de lo que es ahora, una web bastante sencilla impulsada por una pequeña compañía radicada en Brooklyn llamada Iospace. Sus fundadores fueron Robert Kalin, Chris Maguire, Haim Schoppik y poco después se unió Jared Tarbel.

b

El nombre se le ocurrió a Kalin que buscaba un término sinsentido porque quería construir la marca desde cero y surgió casualmente mientras veía de Fellini en versión original.

Los inicios no fueron sencillos. Sus primeros esfuerzos se centraron en probar e implementar herramientas que facilitaran a los vendedores la proyección de sus artículos y el tráfico a la web y poco a poco fueron recogiendo frutos. A mediados de 2009, la compañía ya contaba con unos 60 empleados y facturaba cerca de 13 millones de dólares al mes y en diciembre de 2010 anunció a bombo y platillo (no era para menos) que contaban con siete millones de usuarios registrados y que había experimentado un crecimiento en ventas de más del 74%.

dInspirándose en Facebook y siguiendo la tendencia del uso masivo de redes sociales, sus responsables crearon en 2011 un sistema llamado People Search que permitía interconectar en la plataforma a compradores y vendedores de modo directo.

En agosto de 2013 superaron los 30 millones de usuarios registrados y, según sus proyecciones de crecimiento, calculan que para fin de año el número vendedores alcanzará el millón y las transacciones anuales, el billón de dólares.

Veamos ahora su funcionamiento.

Los vendedores tan solo han de darse de alta en la plataforma y crear un nombre de usuario para su ‘tienda’ o marca. Este paso es gratuito pero luego habrán de pagar una pequeña cantidad (0.20 dólares) por cada artículo que pongan a la venta y que estará disponible durante 4 meses o hasta que alguien lo compre. El vendedor determina el precio de cada uno de sus productos y Esty se queda con un 3,5%  de cada venta. El vendedor o artesano recibe a fin de mes una factura con la suma de estas comisiones en función de los artículos vendidos.

ePara los compradores, también es necesario crear un perfil que puede integrare con Facebook. A partir de ahí, funciona como cualquier otro comercio online.

Parece muy simple y muy parecido a otras plataformas, entonces, ¿dónde está el secreto? Quizá en esa mezcla de tradición y modernidad que permite al internauta adquirir productos únicos, exclusivos, piezas de arte, joyería, productos de belleza, ropa y complementos antiguos que difícilmente se pueden adquirir de otro modo más allá de buceando los domingos por El Rastro. Y, por otro lado, porque supone una oportunidad para artesanos y pequeños comerciantes para dar a conocer sus productos a un público inmenso.

EtsyComo es habitual, si bien son los más grandes, no son los únicos. Compañías como iCraftgifts, Zibbet, ArtFire, Ezebee o DaWanda siguen modelos similares. Esta última, acaba de anunciar que ya ha alcanzado los 13 millones de visitas mensuales, sólo un año después de iniciar sus operaciones en España.

¿Qué opináis de estas ferias artesanas 2.0?

Nacho Somalo
Emprendedor. Veterano del ecommerce en España. Digital Advisor para empresas y profesor de escuelas de negocio en ratos libres
Nacho Somalo
Nacho Somalo
Nacho Somalo

Latest posts by Nacho Somalo (see all)

2 Comentarios

  1. Pingback: Movimiento Maker: la nueva revolución industrial | Nacho Somalo

  2. Pingback: Llega la farmacia online | Nacho Somalo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>