Mobile commerce: la revolución silenciosa

¿Qué está pasando con el mobile commerce? En los últimos meses no paramos de ver notas de prensa y noticias en general sobre el espectacular crecimiento de las ventas a través de dispositivos móviles y, a día de hoy, se calcula que 400 millones de personas en todo el mundo realizan sus compras a través de sus smartphones.

El último Barómetro Mobile Performance 2013 (abarca de enero a julio) elaborado por Zanox muestra unos datos escalofriantes:

–          Los ingresos generados a través de dispositivos móviles han aumentado en Europa un 126%

–          Las ventas a través de smartphones han experimentado un crecimiento del 81% respecto a 2012

m commerce zanox

En este estudio,  España está situada por encima de la media europea y de países como Alemania, Francia o Italia. Ya centrados en nuestro país, otro de los datos que me ha llamado la atención es que, según un informe de PayPal, el 13% de los españoles realiza transacciones móviles.

Informe Zanox

Si comparamos ese dato con la penetración histórica del ecommerce en España veremos que para llegar a esa cifra hemos necesitado en torno a 15 años. Si consideramos que el comercio móvil nació con la llegada de los Smartphones, la consecuencia es que la penetración de esta tecnología en el comercio se está haciendo aproximadamente al doble de velocidad que se hizo con el comercio electrónico tradicional. Eso quiere decir que en tres o quizás menos años la penetración del mobile commerce superará a la del comercio electrónico tradicional en web. Probablemente para hablar de cifras de negocio similares o superiores se necesite algo más de tiempo, pero todo indica que el comercio a través de smartphones pasará por encima del ecommerce como una apisonadora.

¿Cómo se ha podido producir este fenómeno? La intuición indica que el móvil es, a priori, peor soporte para hacer compras, sin embargo parece que crece con una fuerza increíble. Desde mi punto de vista, hay dos factores que ayudan a que esto esté sucediendo:

  1. La penetración del Smartphone ha sido y seguirá siendo muchísimo más rápida que la de internet. No podemos olvidar que la red todavía no es universal en España y que ha costado décadas que superase el 50% de la población mayor de 18 años. Actualmente sigue creciendo pero a un ritmo menor. Todavía hay mucha gente que no tiene internet pero si tiene un Smartphone[1], por lo que su entrada natural al comercio electrónico será por este canal y no por el ordenador. España es el segundo país del mundo en mayor penetración del teléfono móvil. El 88% de los usuarios lo utiliza para buscar información y, de ellos, el 86% realiza alguna compra[2].Esta tendencia se manifiesta de forma superlativa en los países que más crecimiento están teniendo en los últimos años, como los BRICs (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, países de gran extensión y población muy atractivos para invertir) y otros emergentes.
  2. La barrera cultural de la compra a distancia ya está rota. España es un país que no tenía tradición de venta a distancia previa a la aparición de internet. Los volúmenes de negocio que movía esta actividad eran más bien poco representativos lo que implica que, para la mayoría de los Españoles, empezar a comprar online supuso empezar a comprar sin ver el producto ni al comerciante. Esto ha supuesto que el tiempo medio que un internauta español tardaba en convertirse en ebuyer era de entre dos y tres años tras convertirse en internauta frecuente. La aparición del mobile commerce ha cogido a todos esos compradores online ya habituados a adquirir productos a distancia por lo que la barrera cultural está siendo muy inferior.

Esto implica que las dos principales barreras para hacer transacciones electrónicas se han roto mucho más rápido en el caso de los dispositivos móviles que en el caso del ordenador (sobremesa o portátil) tradicional. Y las cifras no dejan lugar a dudas. En 2012, en España se realizaron operaciones a través de dispositivos móviles que alcanzaron los 202 millones de euros y, con la progresión actual según datos de Forrester para PayPal, se espera llegar hasta 1.500 millones en 2017.

Además estos datos públicos, en muchos casos y en petit comité, me han trasladado increíbles crecimientos desde el inicio del año que en varios casos rondaban el 10-20% de aumento de un mes frente al anterior. ¡Increíble! En este sentido, la estrategia de todos los gigantes de internet y la tecnología como Google, Microsoft, Facebook, Amazon, eBay…  se ha focalizado de forma dramática en este tipo de dispositivos.

La cuestión que se plantea en este entorno es ¿cómo estás preparado tú? Lo que hay que tener claro es que esto va a la velocidad de la luz y los cambios se van producir en muy poco tiempo dejando a muchos en una clara posición de desventaja competitiva.


[1] Según la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, en España hay más de 52 millones de móviles frente a cerca de 19 millones de teléfonos fijos y nuestro país en el líder europeo en uso del Smartphone.

[2] Estudio “Our mobile Planet” de Google

Nacho Somalo
Emprendedor. Veterano del ecommerce en España. Digital Advisor para empresas y profesor de escuelas de negocio en ratos libres
Nacho Somalo
Nacho Somalo
Nacho Somalo

Latest posts by Nacho Somalo (see all)

17 Comentarios

  1. Todo va muy rápido y en un entorno cambiante. No sabemos como será mañana!

    Buen artículo Nacho

  2. Nacho, gracias por los datos y tan interesante análisis. Echo de menos saber cual es la tasa de duplicidad de m- vs eCommerce. Como dices, el salto cultural para los que ya han comprado online es menor y me temo que la curva de crecimiento de compradores mobile pueda tener como techo la de eCommerce (una especie de asíntota), ralentizando drásticamente su crecimiento, en tal caso, según se acerque. Al menos hasta que los nativos digitales tomen el relevo saltándole el paso del pc (como se han saltado el email).

    Aparte del número de usuarios, otro punto sería ver si el mCommerce canibaliza o potencia eCommerce (igual que hay quien defiende que la multicanalidad potencia incluso la compra física).

    En todo caso, lo importante es tu reflexión final: qué hacemos ante tan vertiginosos cambios.

  3. Estoy de acuerdo con la mayoría de tus comentarios excepto que el límite de los compradores mobile sean los propios compradores ecommerce. Creo que este medio muchos consumidores vencerán la barrera cultural sin haber consumido nunca antes a través de ecommerce tradicional tras un tiempo prudencial de navegación a través de móvil y después de estar más que acostumbrados a comprar a través de estos dispositivos: Apps, contenidos, servicios,… Creo que superará a su antecesor el ecommerce.

    ¿Qué hacer? Pues para ser sincero no lo se muy bien. Si no me haría rico pero si tengo claro que una buena parte de mis esfuerzos y mi dinero debe ir a invertir en temas relacionados.

    Gracias por tu potente comentario!

  4. Muchas gracias Nacho por compartir la información y tu reflexión.

    Desde mi modesta opinión, Creo que si hasta ahora ha sido rápida la adopción de los smartphones por parte del consumidor digital incluso con una experiencia de compra aun no perfeccionada, no somos conscientes lo que puede suponer cuando el dispositivo sea un elemento transaccional estandarizado. Ya lo es en algunos sectores como el turismo para los billetes aéreos, pero el “salto cuántico” lo veremos de verdad cuando sea nuestro DNI, nuestro monedero o nuestra tarjeta de crédito y lo podamos usar de forma habitual en el día a día. Y para esto, no falta mucho.

    Sobre qué hacer, evidentenmente nadie sabe nada. Desde Momo llevamos bastante tiempo recabando información y aprendiendo a diario, y las posibilidades que nos van a proporcionar los smartphones y el Internet de las Cosas serán las que nuestra imaginación quiera. Todo pasará por la movilidad. Por lo tanto mi opinión es no esperar a ver tendencias y crearlas nosotros, porque la tecnologia desde ya nos permite inventar el futuro que queramos!!.

  5. Interesante post Nacho. El problema de estos grandes estudios es que los resultados van dirigidos a obtener una información previa y por tanto hay que verlos con mucha perspectiva.

    Lo evidente: el crecimiento del uso de smartphones y tablets. Para eso no hace falta un estudio.

    Lo complicado: ¿qué tipo de productos se compran por un “smartphone”?, ¿es comparable una entrada de cine a una lista de la compra en una tienda de moda?

    ¿que se considera una compra por móvil? ¿cuando se ha hecho el pago?, ¿o cuando se hace el pedido?

    existe todavía una barrera en la compra móvil con los métodos de pago.

    Crecen las ventas por el móvil, pero, ¿crece el número de usuarios que compran o el carrito de los que compran?

    La gente de 50 años en adelante, ¿compran por el “smartphone”? yo veo que a ese público le resulta muy complicado el uso del mismo, ya no te digo comprar. ¿Son un grupo a tener en cuenta o se les va a dejar de lado?

    Dirigo una red social y un comercio electrónico de caza y mi realidad se aleja bastante de todos estos estudios que en mi opinión buscan darse publicidad más que aportar datos de valor.

    • Gracias por compartir tu opinión Bernardo. El post se apoya en dos estudios diferentes pero también en mi propia observación de notas de prensa y datos internos no públicos de empresas que hacen comercio electrónico de muy diversas categorías pero en especial de moda y turismo. Tu opinión me merece el máximo respeto y más cuando tus decisiones te tienes que ganar el pan día a dia en tus negocios pero francamente no lo comparto. Si que creo que esto va para todo el mundo, incluidos los mayores que si bien les cuesta algo más, no debemos subestimar su capacidad y relegarles a la categoría de incapaces ante las nuevas tecnologías que si algo son, son fáciles e intuitivas. En todo caso las personas más mayores no suelen ser un target interesante para la mayoría de marcas y comercios.

      Con respecto a los pagos, está barrera está al menos igual e incluso mucho mejor superada que en internet por que la percepción de seguridad es muy superior en dispositivos móviles.

      En fin, el tiempo dirá si esto es moda o realidad y sobre todo el ritmo al que el mobile commerce se irá adoptando. Si yo lo supiera con seguridad…! ;o)

      De verdad gracias por tu opinión!

      • Hola Nacho,
        como tu dices, son datos de moda y turismo. Es decir, falta mucho por hacer en diferentes sectores.

        La barrera del pago me refiero a los bancos que todavía no están preparados para el comercio móvil.

        Y no subestimo la capacidad de los mayores. Simplemente planteo un hecho al que tu respondes: no son target comercial a día de hoy y por tanto no se hacen esfuerzos por ellos.

  6. Pingback: Sin tiempo para escribir.189 - Carrero

  7. Pingback: M-Commerce is old wine | Nimbeo

  8. Pingback: Como el mobile commerce pone patas arriba la industria | Nacho Somalo

  9. Hola Nacho,

    En http://www.kelkoo.es vemos que la conversión (ventas/clicks) del tráfico que se envia a las tiendas online desde el móvil es menor que desde ordenadores físicos y tables. Pero mi feeling es que se ve un producto en el movil y se compra desde el ordenador o tablet pues las tiendas online no son mobiles friendly. La conversión “real” ha de ser mejor que la traqueada, pero dificil de desmostrarlo con números.

    Estoy convencido que cada vez mas, el proceso será ir a la tienda física, ver el producto (como en un showroom), escanear el código de barras, buscar en el móvil y comprar desde casa con el pc o la tableta. Eso a corto plazo, y a medio cuando las tiendas online hayan dado el salto a tenerlas preparadas para los smartphones, comprar desde el propio movil.

    un saludo!

    Pablo Bueno

  10. Pingback: e-commerce vs m-commerce | Comercio Electrónico

  11. Pingback: Cajón semanal de enlaces nº22 | Periferia Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>