¿Qué es importante en el comercio electrónico?

Comercio electrónico es un término muy amplio. Engloba muchas posibles actividades que se pueden desarrollar a distancia a través de dispositivos como un ordenador pero también otros como un Smartphone, una tablet o una televisión interactiva. Normalmente, cuando hablamos de ecommerce nos referimos a comercio minorista o B2C[1], de la empresa al consumidor. En ese contexto nos vamos a mover en este post.

¿Qué es importante en ecommerce?

Si seguimos un orden etimológico, el negocio del comercio electrónico se debe considerar en primer lugar comercio. Esto es, intermediamos una relación entre productores y consumidores que desean adquirir los bienes y servicios que generan los primeros y están dispuestos a pagar por ellos. Aporta valor acercando una gran variedad de productos que interesan a sus clientes, a un precio razonable. El productor consigue que su oferta llegue al consumidor y el consumidor abastecerse de productos deseados a precios competitivos.

El comercio electrónico también incorpora características propias de la venta directa tradicional. La relación con el cliente se realiza a distancia en todo momento. Hacemos llegar la oferta a los potenciales clientes y recibimos sus órdenes de compra independientemente de donde se encuentren. Posteriormente, deberemos procesar ese pedido, cobrarlo, recoger y juntar la mercancía solicitada, empaquetarla y enviarla por el medio de transporte seleccionado para que ésta pueda ser entregada en las condiciones y momento pactados. Muy importante, la gestión operativa debe ser no sólo eficaz sino también eficiente permitiendo generar margen comercial en cada venta, ¡todo un reto!

Esquema del modelo de negocio del comercio electrónico

Por último, cabe señalar que es “electrónico”, se basa en las TIC para gestionar toda esa relación tanto comercial como operativa. Por tanto, existen notables diferencias entre las tecnologías que usa la venta a distancia, y mucho más el comercio tradicional, para comunicar su oferta a sus potenciales clientes (básicamente catálogos, infomerciales en TV y espacios en radio y prensa), y las que usamos en comercio electrónico (Afiliación, SEO, SEM, Display…). Nuestro medio de comunicación es interactivo y, por tanto, transaccional. La diferencia puede parecer menor, pero la experiencia demuestra que no lo es en absoluto. Conocer y dominar el entorno o ecosistema tecnológico en que se desenvuelve el negocio es un factor clave de éxito destacado. Saberlo y adaptar la organización para estas circunstancias es crítico para tener éxito en esta actividad.

Los grandes triunfadores en comercio electrónico son empresas que han sabido darle a cada uno de estos pilares la importancia que realmente tienen. Siendo capaces de combinarlos todos para destilar una UPS[2] (Propuesta Única de Valor) sólida y apreciada por los potenciales compradores y clientes. El éxito de estos proyectos se sustenta, en muchas ocasiones, en ventajas competitivas muy sutiles y sostenidas. Y, en todos los casos, en un dominio de los productos, de las técnicas de conocimiento del cliente, de las operaciones a distancia y de cómo hacer todo esto en un entorno tecnológico en constante evolución.


[1] Business to Consumer: del comercio al consumidor.

[2] Unique Selling Proposition

Nacho Somalo
Emprendedor. Veterano del ecommerce en España. Digital Advisor para empresas y profesor de escuelas de negocio en ratos libres
Nacho Somalo
Nacho Somalo
Nacho Somalo

Latest posts by Nacho Somalo (see all)

Un comentario

  1. Pingback: ¿Qué es importante en el comercio...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>