¿Tiene futuro el ecommerce español?

Hace un par de semanas celebramos una junta directiva de adigital. En esta ocasión, mantuvimos un interesante debate sobre el futuro del ecommerce en España. El drama es que parece que en el comercio electrónico español no hay mucho sitio para los proyectos locales :-( Ni pure players ni brick and clicks. La realidad es que Amazon está arrasando y, con la llegada de Rakuten, parece que esta tendencia se acentuará.

¿Tiene futuro el ecommerce español?

En estas circunstancias, el debate se planteó en torno a “las prácticas” que estos gigantes globales realizan al optimizar desde un punto de vista fiscal su presencia global, lo que se traduce en que apenas pagan impuestos en España. Esto no es nuevo. De hecho, en los últimos meses, se ha abierto el debate a la sociedad sobre esta espinosa cuestión.  No voy desvelar aquí cuales fueron los argumentos que defendió cada uno pero si me gustaría resumir lo comentado en dos posturas de partida muy claras y diferenciadas:

Los grandes players globales hacen competencia desleal lo que les permite ser más competitivos que los locales que se ven obligados a pasar por el “aro fiscal” con todas sus consecuencias. Esto debe ser combatido activamente y como patronal del tema en España debemos adoptar una postura pública y dura sobre el tema.

Versus

Queramos o no estamos en una economía globalizada y, por tanto, no podemos criminalizar a estos players por aprovecharse de la situación. Si lo que hacen es ilegal hay que denunciarles en los tribunales y si es legal no deberíamos adoptar ninguna postura al respecto.

¿Tiene futuro el ecommerce español?Tras un intenso debate, llegamos a una postura común que quiero compartir con vosotros para saber vuestra opinión. Más o menos resumida es esta:

Si lo que hacen estas empresas internacionales es legal (como parece que es), no podemos ni debemos adoptar una postura contra ellas. Al fin y al cabo hacen lo lógico, que es, sin saltarse las normas, pagar los menores impuestos posibles. Vamos, lo que hacemos todos. ¿Conocéis a alguien que renuncie voluntariamente a su deducción por vivienda habitual? ¿Se nos podría acusar a todos de desleales e insolidarios por este motivo? ¿Podría hacerlo alguien que no puede acogerse a esta deducción? ¿Verdad que no? Si alguien considera que esto es injusto, debería quejarse a las autoridades fiscales que han promulgado esta norma…   En nuestro caso, pensamos que el toque de atención no debe ser a las empresas, sino a la administración pública española y europea, ya que son ellos los responsables de que las empresas de nuestro país (y de otros comunitarios) se vean perjudicados.

Si nos fijamos, por ejemplo, en la normativa de protección de datos personales, otro aspecto trascendente para el ecommerce, existen diferencias enormes entre los distintos estados miembros. Hay entornos razonables y pragmáticos como el Reino Unido, Francia o Alemania (algunos incluso se podrían considerar “paraísos en la aplicación de la protección de datos”, léase Irlanda) y está el nuestro, España, donde vivimos atemorizados por los riesgos en sanciones por aplicaciones desproporcionadamente severas de la misma norma que se interpreta de forma muy distinta aunque provenga de la misma Directiva.

Hay administraciones ecuánimes que entienden la complejidad de los negocios y buscan una adaptación progresiva y razonable, y otras formalistas alejadas de la realidad y del sentido común que pretenden una perfección administrativa ilusa, en la que no caben errores humanos, donde se castigan con una contundencia a todas luces excesiva, presumiendo siempre la mala voluntad e intencionalidad, faltas de trascendencia menor como puede ser enviar un correo electrónico no deseado.

La paradoja es que si no hacemos algo al respecto, los negocios digitales, para poder tener éxito, deberán establecerse en Irlanda, Luxemburgo u Holanda, con independencia de la nacionalidad de sus fundadores. O peor aún, fuera de la UE. Esta situación se hará inevitable si seguimos por el mismo camino, con el consiguiente grave perjuicio para el empleo y la sociedad española en su conjunto.

Los emprendedores y empresarios no necesitamos subvenciones ni programas de ayuda con dinero público. Estas pueden ser interesantes en un momento puntual o para ayudar a arrancar cierto tipo de proyectos, pero no de forma generalizada. Además, una buena parte de estas ayudas acaban en manos de terceros (abogados, consultores, etc.) ya que son estos los que se saben mover en el intrincado mundo de la administración.

Lo que si necesitamos los emprendedores y empresarios españoles que nos queremos dedicar a esto y además queremos hacerlo en España pagando impuestos aquí, es un entorno legal, normativo y fiscal que nos permita ser competitivos. No hace falta tener ventajas, pero lo que es insostenible son las enormes desventajas que hoy en día sufrimos. La administración española y comunitaria tiene que ser consciente de esta situación y ponerse las pilas, porque si no luego será demasiado tarde. Debemos armonizar sistemas fiscales y normativos en la UE y hacerlo manteniendo como referencia lo que hacen fuera: EEUU y Asia sobre todo.

¿Acaso alguien cree que es casualidad que apenas existan grandes proyectos o empresas globales digitales en la UE? Pensemos un poco… Ninguno de los nombres que se nos ocurren son de aquí. Estamos perdiendo la partida de forma irremediable y luego será tarde. No podemos perder ni un minuto más o los impuestos, el trabajo y know how que generará toda esta revolución digital se irá para siempre de aquí relegando este continente a la “pobreza digital” por décadas.

adigital

Está en nuestras manos. En un entorno global sólo hay un dilema: ser competitivo o morir. Si ser europeo o español supone salir a la batalla competitiva con los pies y las manos atadas, no tendremos ninguna oportunidad. Las empresas y proyectos, para ser viables a medio plazo, tienen que tener vocación de globales y aspirar a todo. Aspirar a ser grandes. Pero la administración tiene que hacer su parte, y la regulación y la fiscalidad es pieza imprescindible de este puzle. ¿A qué estamos esperando?

No todos los presentes en la junta suscribirían lo expuesto en este post y mucho menos verbalizado así, pero me atrevo a decir que, en líneas generales, éste es el sentimiento de la inmensa mayoría más allá de matices.

¿Qué opináis vosotros?

Nacho Somalo
Emprendedor. Veterano del ecommerce en España. Digital Advisor para empresas y profesor de escuelas de negocio en ratos libres
Nacho Somalo
Nacho Somalo
Nacho Somalo

Latest posts by Nacho Somalo (see all)

15 Comentarios

  1. Vaya Nacho, me hubiera encantado escuchar esa reunión.

    La verdad es que coincido con las conclusiones que extraes pero…

    Pero volvemos a quedarnos a expensas de una legislación común, y ya sabemos que en Europa hay de todo menos “común”, no tenemos política fiscal común, no tenemos un política militar común, ni siquiera tenemos una moneda común (pensando en UK que es un país muy importante dentro de la UE).

    Hay muchos temas en los que Europa en vez de promover la unión, provoca justamente todo lo contrario. Al final los países acaban mirando por sus propios intereses, no por unos intereses comunes.

    Hay veces que te planteas si vale más la pena irte (de manera online) a Irlanda o a Taiwan.

    En fin, un tema con mucha “tela que cortar” pero dónde acabamos dependiendo de una burocracia, de una política y de una “unión” que es de todo menos “común”.

    • Totalmente de acuerdo Carlos!! La cuestión es que con estas cosas no se juega. El tema es serio. Si no las empresas TENDRÁN que irse a Irlanda o Taiwan como comentas para poder ser competitivas y sobrevivir.

      El consumidor es implacable….

  2. eduardo moya dice:

    Ah amigos os creiais que lo digital es diferente al fisico ,,,,yo como pequeño comercio , lo veo de la siguiente forma.
    las reglas las escriben los grandes es una variable a tener en cuenta , y el estado de bienestar de europa hay que pagarlo .
    Al final el sistema esta hecho para que el grande sea mas grande y el pequeño sobreviva .

    Solucion llevate la empresa a Hong kong , y cambiemos el sistema politico .

    madre mia que mal redacto , perdon .

    • Que rázon tienes amigo. No es diferente al físico. En todo caso peor, más competitivo, más transparente.

      Estoy de acuerdo que el estado del bienestar hay que pagarlo. Pero.. ¿Quien? El consumidor te aseguro que no… El consumidor prefiere pagar cinco Euros menos y comprar en una web extranjera que no paga impuestos y tiene menos trabas regulatorias… Las empresas para sobrevivir no podrán hacer otra cosa que optmizarse y si no se puede na casa pues tendrá que ser fuera…

  3. En mi opinión, ni siquiera creo que sea recomendable que quien pueda desarrollar una actividad empresarial global a un coste fiscal de X, lo acabe haciendo a X+Y, si bien es cierto que la administración debería ponerse manos a la obra para que el impacto fiscal sea el adecuado en cada caso, nunca inferior ni superior.
    Creo que en el momento en que nos encontramos debemos redistribuir la riqueza a través del comercio local, para eso, necesitamos que los precios sean adecuados y que el servicio sea un valor añadido y, sobre todo, hacer uso de la tecnología que nos ha de permitir una comunicación glocal de los pequeños comercios hacia los clientes. El comercio tiene que acoger la tecnología y los nuevos medios de comunicación social y recordar siempre la esencia de lo que era (cercanía, prescripción y buen servicio) para que el cliente no perciba el precio como único factor diferencial; los tecnólogos debemos facilitar la adaptación de los nuevos sistemas a los comercios, es nuestro papel en esta película y, sinceramente, creo que es lo que peor se está haciendo: para el tendero todavía es demasiado costoso y difícil adaptarse a las tecnologías actuales, tenemos que echarle una mano. Y luego que vengan Amazon y Rakuten a contarle a Jordi, que me avisa cuando llega un producto que sabe que me interesa, que ellos los venden un 20% más barato… eso sí, siempre que Jordi pueda avisarme antes que ellos porque tenga herramientas para hacerlo, tenga un ecommerce donde pueda ver, pedir y pagar sus productos a las once de la noche y tenga medios para comunicar la llegada de sus productos a mucha más gente.
    Bien, perdón por extenderme pero creo que ecommerce+comercio local tienen mucho más potencial del que pueda parecer en principio y que Los Grandes dejan un hueco para los local players que hay que aprovechar cuanto antes

  4. Este mismo escenario fue el que afrontó el pequeño comercio con la llegada de los hipers y grandes cadenas de supermercados y distribución. (Cambió hasta la fisonomía de las ciudades).
    Pequeños empresarios vieron como grandes jugadores se llevaban una sustancial parte de sus ventas (del 25% en adelante) y como las administraciones facilitaban la implantación de sus competidores mediante la agilización de trámites e incluso subvenciones.
    La solución para poder competir o simplemente sobrevivir de momento es una quimera

    • Es totalmente cierto, y efectivamente es ley de vida en economías de mercado (en la cuál creo) el grande se come al pequeño. Por ese mismo motivo hay que aspirar a ser grandes. De las administraciones no esperamos necesariamente ayudas pero si que sean conscientes del enorme perjuicio que generan a su propio país con ciertas actitudes legislativas y fiscales. En especial la UE tiene que tomar medidas porqué Europa está perdiendo el tren digital…

  5. Albert Porta dice:

    Me gustaría encajar aquí el concepto “showrooming” que planteabas en tu post reciente (http://nachosomalo.com/showrooming): el Cliente siempre sigue procesos de compra acomodados. Si el vendedor no es capaz de ofrecerle ningún factor de motivación más, se queda con los dos únicos: el tocar el producto y el precio.
    Aprender de las crisis es analizar lo que se puede hacer mejor y nuestras empresas tienen que hacerlo con sus motivadores de compra (orgullo de poseerlo, afecto a la marca, seguridad en la compra,…).
    Gracias por tus palabras atrevidas Nacho ;-)

  6. Alvaro García dice:

    Buenas,

    Poco puedo decir sobre lo expuesto y comentado, mas que grandisima razón hay en todo ello. Yo quisiera saber si existe alguna posibilidad de promover lo expuesto Nacho a través de alguna asociación que tenga posibilidades de hacer frente a la injusticia digital que tenemos en España. Es decir, como llevar a cabo un plan de acción para conseguir una mejora.

    Yo como emprendedor intento sacar adelante un Proyecto sobre un nuevo concepto de ecommerce, pero resulta muy complicado con tanta burocracia y barreras.

    Podéis contar conmigo.

    Saludos

    • Gracias Álvaro, desde aDigital trabajamos de manera continúa por que estos temas sean razonables y las administraciones comprendan este tipo de cosas. Pero si que hay algo que puedes hacer, asociarse a aDigital. Asociandote das más fuerza a las peticiones y contribuyes a que sea posible.

  7. Eduardo López-Agós dice:

    Yo creo que ya es hora de que asimilemos que el mercado es global, y que tenemos que jugar con esa mentalidad y con todas las herramientas que existan en ese mercado. No podemos seguir quejándonos de que los “grandes” hacen esto o aquello, y el Estado no nos puede ayudar porque siempre va a remolque de las circunstancias y de los avances del mercado.

    Hay que ver qué y cómo lo hacen los grandes, para aprovechar los huecos que nos dejen. Pero sobre todo debemos crear empresas globales, no empresas españolas… Desde el principio y con todas las consecuencias y exigencias.

    Un saludo

  8. Pingback: Radiografía del ecommerce en España | Nacho Somalo

  9. Pingback: Nacho Somalo – Radiografía del ecommerce en España

  10. Pingback: Back to the Future: Amazon se hace de ladrillo | Nacho Somalo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>