El viernes pasado me sorprendía la noticia de la estrepitosa caída de eDreams en bolsa. Lo cierto es que tras su fulgurante IPO en abril de este año, la compañía no ha parado de tener contratiempos que han ido lastrando cada vez más su cotización. Sin embargo, el derrumbe del viernes era algo ya escandaloso. La CNMV suspendió la cotización cuando ésta se estaba dejando un 59% de su valor. La causa: La falta de acuerdo con IAG para que comercialice sus vuelos.

edreams

Las acciones de eDreams estrenaron cotización a 10,25 € y en algún momento del viernes las mismas se intercambiaban por 1 €. En solo seis meses, la agencia de viajes virtual diezmaba su valor.

El lunes 27 de noviembre por la mañana, sus títulos volvían a cotizar con una recuperación de casi el 50%. ¡Menuda montaña rusa! Desde luego, el que haya invertido sus ahorros en esta compañía no gana para sustos y debería tener un corazón a prueba de bomba.

target-418917_640¿Es esto algo extraño y totalmente imprevisible? Francamente, no. Cualquiera que conozca el mundo de los viajes online sabe que el valor es tremendamente efímero. Una parte inmensa del tráfico llega a estas webs por posicionamiento orgánico (SEO) y, además, tienen una dependencia tecnológica extraordinaria. Esto implica que un porcentaje importantísimo de sus ventas puede perderse en cuestión de minutos por un error técnico, un cambio en el algoritmo de Google o un acuerdo (o no acuerdo) con un gran player como las aerolíneas en este caso o centrales de reservas (GDS) e incluso centrales de reservas de hoteles que generan menos facturación pero mucho más margen.

Los que conocemos el ecommerce sabemos que nuestros modelos de crecimiento están cogidos con alfileres en la mayoría de los casos. Dependemos de Google hasta el infinito y casi todas las fuentes de crecimiento rentable se agotan en periodos de tiempo brevísimos, cada vez más cortos. Es imprescindible coger la siguiente ola, para lo que hay que permanecer muy atentos y estar continuamente probando e invirtiendo en nuevas fórmulas de captación y fidelización.

1280px-Sao_Paulo_Stock_Exchange

Esperemos que eDreams se relaje y acabe dando una buena rentabilidad a sus inversores. Lo cierto es que cada vez será complicado financiar este tipo de proyectos en el mercado secundario dada su inmensa volatilidad y gran fragilidad de sus cotizaciones.